miércoles, 3 de noviembre de 2010

El dia a dia (7)

La repostería puede conmigo, esto es como en el deporte, el que juega de miedo al golf, no tiene ni idea de jugar al baloncesto, bueno............ es que no acierta ni una canasta, pues en la cocina pasa lo mismo, al que cocina muy bien unos gazpachos manchegos o un arroz con langosta, no le pidáis que haga de miedo una tarta sacher o unos cupcake con un frosting de diseño.

Bien pues eso es lo que me ha pasado,  iba ha  hacer unos huesitos de santo, unos panellets con piñones y unos buñuelos de viento, ya que era la festividad de Todos los Santos.

He empezado con los huesitos y......................................................... RUINA con mayúsculas, pero el que lo sigue, lo consigue y volveré ha intentarlo.
Aquí os pongo unas instantáneas del almíbar, las yemas al baño maría y el resultado final.

 










Claro ya no seguí haciendo nada, la verdad que la mezcla estaba para chuparse los dedos, pero el resultado final........................, UNA RUINA.
Como veis a veces también la pifiamos en la cocina, yyyyyyyyyyyyy no pasa nada!

Bien como el Manhattan Chesseecake me salio pa nota, decidí hacer mas repostería, y después de este fracaso he decidido hacer un Brownie que creo que es fácil................, la receta del brownie se remonta a  1897 y surgió como el resultado de un error.............., pues al cocinero, se le olvidó agregarle la levadura.

Ahí va mi receta, y como siempre, Superfacil Brownie..

Ingredientes


Chocolate negro (una tableta), 4 huevos, azúcar (dos tazones), harina (un tazón), mantequilla (medio paquete) y nueces al gusto.

La mantequilla y el chocolate lo ponéis en el micro para que se derritan y lo mezclais bien
por otra parte mezclais los huevos batidos con el azúcar y la harina.

Luego lo juntáis todo, le añadís las nueces y toda esa mezcla la ponéis en un molde untado con mantequilla y harina para que no se pegue.



Y lo mas importante para mi y que he seguido al pie de la letra, el horno.
Ponéis la fuente en el horno precalentado a 180º unos 30 minutos.

Et voila.................................


 

Podéis servirlo, cortandolo en  rectángulos y calentándolo en el micro, y lo acompañais con una quenelle de vainilla helada y sirope de chocolate por encima.


Bueno pues este ha salido buenisimo y así ya tenemos dos postres para quedar bien con los amigos que vengan ha cenar.
Seguiré buscando postres fáciles para todos vosotros.

Bon profit

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada